El sexo oral, eso que algunos llaman francés natural, es una de las partes más importantes de una relación sexual; casi podríamos denominarlo “el preliminar por excelencia”, es muy importante que sea exitoso, y que deje a nuestra pareja con ganas de más. De aquí vamos a conseguir buena parte de la información que necesitamos saber de nuestra pareja, en lo que a técnicas sexuales se refiere, y muchas veces la falta de experiencia en estos temas puede llegar a dar al traste con una relación, algo que parece muy superficial pero que en la práctica sucede realmente. No dejes que te suceda a ti, ten la mente siempre abierta a nuevas experiencias, consejos y por supuesto técnicas.

Porque nadie nace enseñado, y es posible que aún te queden muchas cosas por aprender, y aquí no nos referimos tan solo al sexo, sino a la vida en general, así que abre tu mente todo lo que puedas y disponte a descubrir un mundo nuevo sobre algo que ya conocías pero que seguro nunca habías enfocado de otra manera.

La mayoría de hombres se mueren de ganas de recibir una felación perfecta, pero si esta es realizada de manera incorrecta o produce algún dolor o incomodidad puede arruinar toda la experiencia, desde aquí vamos a daros algunos consejos para que vuestro chico pierda el sentido y se muera del gusto.

Mordiendo sensual fresa

1: La felación perfecta debe ser placentero para ambos

Nuestro primer consejo es muy importante, y sobre él vamos a basar todos los demás. Para que una felación sea exitosa debe de ser placentera para el que la recibe y para el/la que la practica. Si vas a realizarla a disgusto o con algún tipo de incomodidad mejor que no la hagas, porque tu chico lo notará y la experiencia será un fracaso. Esto es algo que ninguna pareja quiere, ya sean dos personas que lleven mucho tiempo juntos o que acaben de empezar, o incluso si estamos hablando de sexo ocasional, es muy importante que todo vaya como la seda y que no existan problemas de comunicación para ambos integrantes de la pareja.

2: La higiene es muy importante en la felación perfecta

Antes de empezar será siempre muy importante que todo esté como Dios manda, es decir limpio y preparado, para evitar que olores y sabores externos nos impidan disfrutar del placer mencionado en el primer consejo. Muchas parejas se extrañan de que a su chica no le gusta practicarla, y se saltan este paso con la frustración que eso conlleva. Recordadle que la limpieza y la pulcritud son esenciales para cualquier tipo de relación sexual, tanto oral como coital.

3: Comienza suavemente en la felación

La felación, como toda práctica sexual, conlleva una progresión. Comenzaremos realizando suaves caricias para luego centrarnos en las zonas más erógenas (el glande y el frenillo son las zonas más sensibles y erógenas, y que más placer producen al ser estimuladas). No tengas prisa y no te saltes los preliminares básicos para asegurar que el placer sea gradual y totalmente satisfactorio. Emplea toda tu suavidad y empeño para conseguir que no haya ningún fallo y estate siempre atento a las reacciones de tu compañero, que serán unos indicadores muy claros de que estés haciendo bien o mal las cosas. Aunque tampoco se puede hablar de bien o mal, ya que cada persona es un mundo y a unos les gusta lo que a otros no, ten esto siempre en cuenta y aumentarás de manera considerable tu probabilidad de éxito en cualquier relación sexual.

flor manzano

4: Utiliza las manos

No solo se trata de introducir el pene en la boca y sacarlo compulsivamente, asegúrate de usar las manos, al menos una, para acompañar los movimientos de tu boca con caricias que aumenten la sensación de satisfacción y hagan que la felación sea algo dinámico y participativo para los dos. Muchas felaciones basan su éxito en una técnica de manos depurada y precisa, que consigue que la estimulación con la boca sea mucho más efectiva y placentera. En esta práctica es tan importante o más lo que haces con las manos a lo que haces con la boca, y llevar el ritmo muchas veces depende de cómo utilicemos nuestras manos. Así conseguiremos unas sensaciones mucho más intensas y precisas. Aunque recuerda no ser demasiado brusca ni apretar demasiado, porque puede ser desagradable si te pasas con la intensidad.

5: Evita los dientes

Al ser un elemento más duro que el pene, el contacto con estos puede provocar sensaciones molestas y/o dolorosas que, por supuesto, queremos evitar a toda costa. Comienza por humedecer con la lengua todo el pene, empezando por el tronco y subiendo luego hasta el glande. Coloca después los labios alrededor de este y realiza movimientos de subida y bajada con la lengua, acariciando con ella el tronco del pene. Realiza estos movimientos suavemente y con mimo y no olvides que puedes realizar estos movimientos alrededor del glande. Esto hará que tu pareja se vuelva loca de placer.

6: Aumenta el ritmo de la felación

Tras unos cuantos minutos de suavidad, aumenta sin miedo la presión sobre el miembro. Aumenta la presión de los labios sobre el glande y la velocidad de los vaivenes de subida y bajada; desliza los labios lo más abajo del tronco posible, como si quisieras succionar el pene de tu pareja y mueve la lengua en los alrededores del glande para acabar prestándole atención al frenillo; insiste tanto ahí como en la corona del glande, son los puntos clave y los que más placer otorgan, así que no tengas miedo de darles la importancia que se merecen, podrás comprobar en su cara lo mucho que le está gustando. Completa estos movimientos tan sensuales con una mano o con las dos, de manera que, cuando no te introduzcas el pene en la boca, lo estimules de esta manera y la sensación de placer se prolongue lo más posible.

Chica sensual lado

7: Vuelve al principio

Después de unos minutos de movimientos más rápidos y fuertes, vuelve a las caricias y gestos más suaves del principio, así conseguirás que el placer sea lo más duradero posible, y que cuando llegue el orgasmo se lo único en lo que esté pensando tu pareja, lo tendrás totalmente a tu merced. Así vas a poder llevarlo hasta donde tú quieras y continuar la relación como más desees. Y es que cualquier hombre se vuelve loco por una mujer que sepa practicar una felación de manera profesional, aunque digan en voz alta que para ellos no es algo tan importante, en realidad sí que lo es.

8: Prueba posturas diferentes y consigue la felación perfecta

Cambiar de postura no hace referencia solo al sexo convencional, por supuesto que también hay numerosas posturas para realizar sexo oral. De esta forma podrás tumbarte boca abajo o boca arriba y dejar que tu pareja te “penetre” la boca, eso es algo que les encanta. Prueba diferentes posiciones y experimenta para encontrar tu favorita, no tengas miedo, con la suficiente comunicación cualquiera será un éxito.

9: Estimula los testículos

Para un hombre no hay nada más placentero que le estimulen los testículos mientras le practican una felación, eso y la zona del perineo. Acarícialos suavemente con las manos mientras chupas su miembro. Incluso podrías dejar un momento de chupar el pene y hacer lo propio con los testículos, eso sí, siempre con mucho mimo y delicadeza, introduciéndolos en tu boca de uno en uno o los dos a la vez según su tamaño. No te olvides además de emitir gemidos o balbuceos de placer para conseguir mantener al máximo la excitación de tu pareja, que esta oiga que tu también disfrutas de la experiencia será muy importante para el éxito de nuestra felación perfecta.

10: Utiliza elementos externos

Utilizando un hielo o un caramelo mentolado conseguiremos que los contrastes de frío que estos elementos producen en relación al calor que ofrece nuestra boca le hagan estremecerse de placer y estimulen sus terminaciones nerviosas de manera increíble.

Por supuesto, no hay que olvidar que, como en el resto de aspectos de la vida, la dieta es muy importante, de este modo, si unos días antes nuestro chico como tomate o piña, el sabor de su semen será mucho más dulce y agradable para nosotras y será mucho más fácil que realicemos la felación perfecta.

Aquí tenéis una buena cantidad de consejos para conseguir que vuestras felaciones sean la estrella de vuestras relaciones sexuales y conseguir así que vuestro chico se muera por que se las practiquéis. Si seguís estos consejos lo tendréis a vuestros pies en cualquier momento y suplicándoos que le reservéis algo de tiempo.

No os olvidéis de dedicarle a esta práctica la importancia y el tiempo que se merece, y aseguraos siempre de no ir con prisas para que la curva de placer siempre sea la ideal. Ya no tenéis excusa para no realizar la perfecta felación.

 

Más información:

Servicios de Francés natural en escortsensevilla.com

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *