No, no tranquilos, no es que nadie se vaya a enamorar de nadie. Es un juego de palabras para explicaros en profundidad uno de los servicios más solicitados, oscuros y placenteros de nuestra web. Quien lo realiza, son las chicas más atrevidas, más sexys y más expertas que encontrarás entre todas las agencias de escorts de lujo.

¿A qué servicio nos estamos refiriendo?

Escorts SevillaEn el mundo del sexo se conoce como Ama a aquella mujer experta en las artes del BDSM. El BDSM es un término creado para abarcar un grupo de prácticas y fantasías eróticas. Se trata de una sigla formada con las iniciales de las siguientes palabras: Bondage; Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo. Abarca, por tanto, a una serie de prácticas y aficiones sexuales relacionadas entre sí y vinculadas a lo que se denomina sexualidades no convencionales o alternativas. Para referirse a este término también se suelen utilizar términos o expresiones como sado o sadomasoquismo.

Para disfrutar de estas sexualidades alternativas nos gustaría preguntarte antes de explicar nada: ¿Qué entiendes por sumisión? ¿Eres consciente de lo que pides? Hay muchas formas de que nuestra Ama te haga suyo. En este caso, el sumiso y el obediente eres tú, no ella y debes hacer todo lo que ella te ordena. Eyacularás cuando ella te lo diga si es que quiere que eyacules.

¿Qué servicios particulares puedes solicitar a nuestra ama?

Hay multitud de ellos y eres tú quien debe elegir el que más le satisfaga o probarlos todos hasta que descubras cual te da más placer.

Los más comunes son:

La humillación física. Esta práctica se puede llevar a cabo de varias formas, teniendo en cuenta que la Humillación resulta muy compleja en términos sexuales. El límite se alcanza cuando el juego pasa a ser ofensa, asimismo, encontramos diferentes límites en cada persona. La humillación física se puede causar, entre otros, mediante cosificación, violaciones, bisexualidad forzada, cuernos, bofetones, escupiendo saliva, cualquier clase de castigo físico y al asumir cualquier rol (mascota, doncella, prostituta, retrete humano). En general, lo que se pretende, es la ruptura de la autoestima y la resistencia moral, con el fin de que el esclavo acceda más fácilmente a los deseos de sus Amas, sean los que sean.

Control de castidad. En la práctica de la Dominación Femenina es muy recurrente el tema de la castidad del sumiso. Sin embargo no deja de ser un medio para conseguir un fin: la entrega total de nuestro sumiso. Primero porque nosotras mujeres no necesitamos el coito para obtener placer sexual. Un esclavo, con su lengua, su boca y sus manos, está perfectamente capacitado para darnos placer, estimulando nuestro clítoris. Segundo porque si mantenemos al sumiso sin eyacular durante un tiempo, mejora su atención y servicio hacia sus amas, siempre está deseando servir y ser útil, porque se mantiene en un estado de excitación casi permanente.

Juegos de roles con una escort

Hay quién aguanta unos días o incluso más de un mes, depende mucho de la costumbre y de la edad. Para facilitarnos el control de la castidad de nuestros sumisos, podemos usar cinturones de castidad. Existen varios modelos, son jaulitas de plástico rígido o de silicona blanda, las hay incluso de metal. O bien las cerramos con un candado metálico clásico, en este caso el sumiso debe acudir a su ama para que ella le libere, o bien las cerramos con un candado de uso único con clave numérica (apuntamos el numero) y si vuelve el sumiso con otro número, es que ha hecho trampa y se verá severamente castigado.

Otros servicios excitantes que puedes solicitar a una Ama

Humillación verbal. La humillación verbal es aquello que lleva a un sumiso a la turbación severa y molesta. Sirve para avergonzarlo. La humillación y la sumisión masculina están a menudo identificadas con la vergüenza. Los sumisos masculinos tienden a disfrutar la humillación verbal abierta tal como el idioma crudo. Un lenguaje más degradante tiende a ser más eficaz.

Mascota humana o más conocido en inglés como “human pet”. Los sumisos varones pueden y a menudo comparten fantasías de convertirse en un animal, una mascota humana (Human pet). Los elementos de control, la esclavitud, el maltrato, la disciplina, el enjaulado o la reclusión, y el hacer en la realidad que se comporten y se les trate y maneje como un animal, puede ser enormemente desafiante, y despertar una excitación grande en los sumisos.

Hay varios tipos de prácticas del animalización, los dos más comunes son el “Pony Boy” y la del “perro” o del “cachorro” (Dog-Training). Los aspectos de las dos de éstas prácticas incluyen cosas que pueden ser sumamente embarazosas y humillantes como: ser paseado con correa a cuatro patas, llevar un plug anal con cola de caballo, llevar una mordaza hípica, ser montado por una AMA, ser fustigado, comer pienso de un cuenco, dormir en la jaula, etc.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *