La gran mayoría de los hombres que recurre a las putas de a pie de calle no es consciente de lo que se está perdiendo al dejar de lado a las prostitutas de lujo en Sevilla.

Nadie puede discutir la evidente diferencia de precio que existe entre los servicios de una y otra prostituta, pero… ¿no merece más la pena renunciar a varios encuentros insatisfactorios con una prostituta de calle para destinar todo ese dinero a una experiencia única e inolvidable con una prostituta de lujo?

Prostitución de lujo

Putas versus Prostitutas de lujo

La respuesta, se mire por donde se mire, es un rotundo sí. La experiencia de pasar una noche con una acompañante de lujo no tiene precio, ya que supone estar en compañía de una mujer profesional que sabe perfectamente cómo hacer que un hombre no olvide nunca ese momento. Además, los precios de estas chicas suelen estar entre los 100 y los 300 euros, lo que resulta más que asequible para un hombre que esté acostumbrado a irse de prostitutas más de dos o tres veces a la semana. Pero las ventajas de una prostituta de lujo no acaban solamente en la calidad del sexo.

Para empezar, las prostitutas de lujo disponen de pisos propios en los que es posible quedar sin necesidad de reservar una habitación de hotel. Estos pisos están destinados única y exclusivamente para las citas de las prostitutas, por lo que la intimidad está más que garantizada en lo que se refiere a que no habrá nadie más mientras el hombre esté disfrutando de la mujer. Además, el hombre puede acudir solo al piso, de manera que no levantará ninguna sospecha ni dejará ninguna prueba de que está recibiendo los servicios de una escort.

El hotel como punto de encuentro con prostitutas de lujo

Eso sí, si a uno no le convence la idea de acudir a un piso, la opción de reservar una habitación de hotel también es completamente compatible con los servicios de una prostituta de lujo.

Para ello simplemente hay que buscar un hotel antes de contratar a la escort, ya que hay que tener en cuenta que -en el caso de que se esté buscando un hotel en Sevilla– algo tan sencillo como aparcar el coche puede convertirse en un quebradero de cabeza, de manera que resulta muy importante que el hotel disponga de un aparcamiento propio que además garantice un toque extra de intimidad.

Hotel de lujo

Una vez dentro del hotel, el servicio de la escort puede resultar mucho más divertido ya que se puede aprovechar tanto el baño como la propia cama para cumplir todas las fantasías que el hombre tenga en mente. Y por qué no, incluso también se puede solicitar un masaje para empezar con la noche de una forma calmada que poco a poco vaya subiendo de tono. No hay que olvidar que una noche con una escort es una noche de diversión en la que hay que tratar de aprovechar lo máximo posible el momento.

Un servicio de lujo para hombres exigentes

En resumidas cuentas, las prostitutas de lujo han pasado a convertirse en un servicio al alcance de cualquier hombre que sepa reconocer a una buena mujer que se merece el dinero que cobra por su trabajo. Los hombres que se exponen a una enorme cantidad de riesgos al acudir a las putas de calle no saben la gran cantidad de placer y diversión que se están perdiendo al dejar de lado los servicios de mujeres profesionales.

Todo aquel que quiera descubrir todas estas afirmaciones por su propia cuenta simplemente debe visitar alguna agencia de prostitutas de lujo como Escort de Sevilla para quedarse asombrado con la cantidad de mujeres con cuerpos de escándalo que se va a encontrar desfilando y paseando delante de sus propios ojos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *