Aunque todos hemos oído hablar de que existen la profesión de puta de lujo o prostitución de alto standing, la mayoría de las chicas que trabajan en este mundillo, no lo conocían. No es una profesión que desde pequeñas quieren ser, pero una vez lo descubren y lo prueban… Ya no pueden parar. A las chicas que trabajan en nuestra agencia en Sevilla les encanta.

Bárbara y Carmen un lésbico real con garganta profunda doblePutas de Sevilla

Nuestras chicas son más que putas, son artistas, mujeres expertas y, lo que es más importante, son escorts que disfrutan con su trabajo. Ellas elijen trabajar en este mundo con total libertad y sabiendo todo lo que se van a encontrar. Y deciden hacerlo. ¿Te das cuenta lo que les tiene que gustar estar contigo?

Para la mayoría de las mujeres ser puta de lujo es algo negativo pero no para estas chicas. No consideran que están trabajando, consideran que están disfrutando del sexo como cualquiera puede hacerlo y, además de gozar, reciben una propinilla.

Son libres para elegir lo que quieren hacer, cuando hacerlo y donde hacerlo, y les encanta hacerlo contigo. ¿A caso no queremos nosotros una mujer así?

Putas en Sevilla

Las chicas de compañía de nuestra agencia son mujeres que, además de disfrutar con el sexo, disfrutan con la compañía del hombre. Muchos clientes las llaman solo para cenar, otros tienen algún tipo de amistad y, el que prueba a una de nuestras exuberantes mujeres, no solo repite, sino que consigue mucho, ¡mucho más! Descúbrelo con la que más te guste.

Lo que significa ser chica de lujo aquí en Sevilla, es ser una chica que vive la vida como quiere, la vive a tope y sin tapujos. No la viven esperando a que llegue su príncipe azul, sino que toman las riendas para que les des lo que tú más estás deseando darle.

sevilla Foto

Puta de lujo

Muchos las dicen: “¡Eres una puta de lujo!” Pero lo que no saben es que a ellas no las molesta porque tienen la seguridad que esos que las menosprecian no tienen. Hacer lo que uno desea, atreverse a hacer lo que uno más desea o simplemente lo que uno quiere, es un auténtico lujazo. Y si un pivón espectacular lo que quiere es dar servicios a un hombre, ¿por qué se lo vamos a impedir?

Que ella quiera darte placer y que tú desees que te lo dé es todo lo que se necesita. Puedes llamarla puta de lujo, chica de compañía, escort de lujo, o ¡vaya cuerpazo que tiene esa mujer!; que va a dar igual que la llames, ella es tan dueña de lo que desea hacer que te lo hará de un plumazo.

¿Seguro que no quieres conocer a una mujer así?

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *