Última actualización lunes 18 de diciembre de 2017

El masaje erótico es una técnica muy popular entre los amantes, algo distinto y excitante que debe probarse al menos una vez en la vida.

El masaje erótico es utilizado para conseguir la relajación de nuestra amante, algo que servirá para que ambos podamos conocernos mucho mejor, y no solo hablamos del plano sexual, es algo que nos llevará un paso adelante en cualquiera de nuestras relaciones, y por supuesto una fuente inagotable de placer.

Una parte del sexo a la que muchas personas no se acercan, ya que no consiste en la práctica del sexo por sí mismo, pero que nos va a ayudar a explorar todas las zonas más erógenas de nuestro amante, y nos proporcionará una valiosa información a la hora de descubrir qué es lo que más le gusta. Y a nosotros también, ya que el masaje erótico tiene un componente de empatía muy importante: explorando a nuestro amante podremos descubrir también que cosas nos gustaría que nos hiciera. Como puedes ver son todo ventajas.

Es este uno de los preliminares más excitantes que existen, y podrás comprobar como tras un buen masaje erótico la temperatura de la habitación sube de manera incontrolable hasta que ambos alcancéis juntos un clímax sexual en el que podréis disfrutar como no lo habíais hecho hasta ahora.

Pero no todo el mundo puede realizar el masaje erótico perfecto, ya que esto requiere una gran cantidad de práctica, aunque esto es algo que seguro no te importará ya que realizar dichas prácticas te reportará grandes alegrías. Pero si lo que quieres en encontrar un masaje erótico profesional, ese que es capaz de alcanzar tus zonas más íntimas y hacerte vibrar de placer no dudes que entre nuestra amplia selección de escorts encontrarás más de una masajista profesional.

Auténticas expertas en este arte que saben cómo tratar a un hombre; como buscar las zonas más sensibles, por supuesto haciéndolo siempre con la máxima sutileza y dedicación, como auténticas profesionales que son. De esta forma podrás disfrutar enteramente de todos los placeres que esta modalidad sexual te ofrece sin dejar de lado ni uno sólo, podrás sumergirte en un mundo repleto de excitación del que no vas a querer volver por nada del mundo.

La realización del masaje erótico

Un masaje erótico tendrá una duración de entre 30 o 60 minutos, todo dependiendo por supuesto de la opción que hayamos elegido. Es este un masaje delicado y suave, y esto que quiere decir que nuestra masajista particular tratará nuestro cuerpo de una manera delicada y con mucho cuidado, siempre ejerciendo poca presión a sus movimientos.

Comenzará de manera general y dedicándose un poco a todas las partes del cuerpo, para más tarde centrarse en la zona de los glúteos y el perineo, unas zonas muy erógenas en el cuerpo humano. Esto seguro que elevará nuestra excitación hasta límites insospechados.

Es entonces cuando nuestra escort de lujo masajista profesional os pedirá que os deis la vuelta, en ese momento en el que vuestra excitación comienza a aumentar y aumentar. Por supuesto la decisión de continuar con el masaje será solo vuestra, y podréis decidir que acabe en cualquier momento, pero sería una pena dejarlo en el momento en que comienza a ponerse más interesante.

Es entonces cuando ella comenzará a estimular el pene con hábiles movimientos, unos movimientos que sólo la experiencia puede dar. Vuestra única preocupación a partir de ese momento consistirá en relajaros todo lo que podáis para que podáis disfrutar de esta sensación tan placentera, así podréis por una vez concentraros en vosotros mismos, algo que por desgracia hoy en día se torna bastante difícil.

Un masaje erótico, también llamado masaje sexual se puede realizar mediante la aplicación de besos y caricias sobre la piel o también puede consistir en un auténtico masaje que nuestras chicas tituladas en fisioterapia y auténticas expertas van a darte. De esta manera no sólo conseguirás placer sexual del mejor y más ardiente sino que también podrás disfrutar al mismo tiempo de un masaje reparador y terapéutico.

Este tipo de masajes es muy efectivo a la hora de tener el cuerpo preparado para posteriores relaciones sexuales, relajando la musculatura y aliviando tensiones e incluso calmando los nervios debido a su efecto relajante. Gracias al buen oficio de las escorts masajistas profesionales podremos abandonarnos a las sensaciones que acudirán en torrente hacia nosotros. Ellas nos van a transmitir buena parte de su cariño, ternura y dedicación para que, por un valioso momento, podamos olvidarnos de todo aquello que nos rodea y que no es el más absoluto de los placeres.

 Metas del masaje erótico

Todo masaje erótico busca alcanzar el orgasmo de uno u otro modo, o preparar el cuerpo para que el posterior disfrute sea incluso superior, algo que por supuesto suele conseguir. Se trata de una sensación muy diferente a la que obtendríamos con el sexo habitual que se basa en la penetración. En el masaje erótico todo es acerca de medir los tiempos, y por supuesto tratar cada zona del cuerpo humano con la delicadeza necesaria, algo que nuestras escorts saben muy bien. Descubrirás una sensación totalmente única.

Para este tipo de masajes suelen usarse lubricantes, algo que se torna más importante cuando nos referimos al masaje del pene. Gracias al uso de aceites conseguirás que tus movimientos tengan la fluidez necesaria que precede a la excitación.

Para realizarte este sugerente masaje la escort utilizará ambas manos y, mientras una masajea suavemente tus testículos, perineo y escroto, con la otra recorrerá tu pene desde la base hasta el glande, siempre con un ritmo constante y muy excitante.

Puedes disfrutar de esta increíble experiencia en el momento que tú más prefieras y te aseguramos que será algo que desearás repetir una y otra vez.